Las Proteínas en la Dieta del Deportista.

por en 15 Octubre

Las proteínas son sustancias orgánicas nitrogenadas, polímeros naturales compuestos por la unión de cientos hasta miles de aminoácidos.

Este principio inmediato se encuentra en constante renovación en nuestro organismo, siendo por tanto necesario para la vida el recambio de proteínas mediante la dieta. Son el principal constituyente de las células del organismo humano.

El elemento químico que diferencia a las proteínas del resto de principios inmediatos es el nitrógeno, debiéndose ingerir al menos la misma cantidad de nitrógeno que se pierde.

Las proteínas de mayor valor biológico son, dejando a un lado las de la leche materna, las contenidas en la clara de huevo, las contenidas en la carne y el pescado, y las contenidas en los lácteos.

De cara a que las proteínas de origen vegetal alcancen un mayor valor biológico, éstas han de mezclarse entre sí para completarse. Un ejemplo de esto es la unión de las proteínas de la leche con las proteínas de los cereales al desayunar.

Como dato de interés, destacar que un gramo de proteína equivale a 4 kcal.

El porcentaje adecuado de consumo de proteínas en la dieta de un deportista oscila en torno al 15 %, aunque existe cierta controversia en cuanto al consumo de este principio inmediato, y su relación con la construcción de masa muscular. Existen estudios que hablan de un consumo máximo de 2 gramos diarios por cada kilogramo del peso del deportista.

En los deportes en que prima la resistencia, se produce una mayor oxidación de las proteínas, debiendo ser repuestas durante la recuperación del deportista. En cuanto a los deportes de fuerza, el aumento de la masa y fuerza muscular está ligado a una correcta ingesta de proteínas.

Se ha de tener en cuenta que, en actividades físicas de duración prolongada e intensidad alta, se pueden agotar las reservas de glucógeno, llegando a emplearse las proteínas como recurso energético.

A la hora de determinar las necesidades diarias de ingesta de proteínas por parte de un deportista, se ha de distinguir entre los que se inician en la práctica deportiva, que han de ingerir una mayor cantidad de proteínas, en torno a 1,8 gramos diarios por cada kilogramo de peso del deportista, y los que ya llevan varios años practicando deporte, que requerirán un menor consumo diario de proteínas.

Inicia sesión para enviar comentarios